sábado, 9 de enero de 2010

Amor prohibido




El amor prohibido llega
sin ninguna discreción
sin constancia de trabajo
sin actas de soltería
ni tarjeta de presentación
 
No hace preguntas
menos da explicación
y se instala en los corazones
sin previa invitación
 
Amor puro, amor bonito,
amor sincero, amor profundo,
amor prohibido, amor del bueno
tantos epítetos adjetivan al amor
acaso no surgen del mismo corazón?
 
Amor de corazones sin dueño
es acaso el amor perfecto?
por que no así el amor prohibido
si también es profundo y sincero?
 
Hay amores perfectos
que nacen y con los años crecen
Pero un día terminan sin razón
sin dejar huellas ni heridas
ni roto el corazón.
 
Los amores prohibidos nacen
y en segundos florecen
y sin embargo permanecen intactos,
duran toda la vida
y el tiempo, los fortalece
 
Quien osa tildar de prohibido un amor?
y por que lo llaman pecaminoso?
seguro alguien que nunca se enamoró
de un corazón que era de otro
 
Donde está el pecado si amamos con el alma?
si lo damos todo sin exigir nada?
donde la ofensa si amamos con fervor
si amamos con ternura, también con pasión
 
No existen los domingos tampoco días feriados
navidades sin 24 y año nuevo sin Feliz Año
un febrero sin 14 y solitarios cumpleaños
aprendemos a vivir con otro calendario
 
Que cómodo es querer a corazones sin dueño
sin sacrificios, sobresaltos ni miedos
Que fácil es querer con la aprobación del mundo
y la bendición del cielo
 
Sentir un amor prohibido
 implica sacrificio, sobresalto y miedo
pero no por eso dejan de ser amores bonitos
amores puros y sinceros
 
Cuando se tiene un amor prohibido
 el corazón engrandece y se llena de virtudes
se ama con respeto y también con dignidad
son amores sinceros y solo dan felicidad
 
Los amores perfectos
son amores impuestos
regidos por absurdas normas
que dicta la sociedad
 
Los amores prohibidos son espontáneos
ante ellos se desnuda el alma y también la piel
y si del corazón no viene
no aceptan estatutos ni ley.
 
Si no cubre Dios mi corazón de olvido,
ruego a él su misericordia y perdón,
pero nunca podré borrar de mi razón
este amor tan sublime y prohibido.

0 comentarios:

Datos personales